La Flor de la Abundancia tiene haciendo caer gente desde el siglo pasado

327 veces ha sido visto hoy:

Los fraudes son las prácticas ilegales más camaleónicas que existen, por lo que no son nada nuevas. Los delincuentes dedicados a este tipo de estafas sólo tienen el mérito de utilizar a su favor tendencias y modas para disfrazar un robo de solidaridad, caridad o milagro.

Y hoy te lo vamos a probar con la historia de la Flor de la Abundancia, la estafa de moda.

Ponzi, el papá de las flores

Aquí inició todo. El esquema piramidal del que parte la Flor de la Abundancia es creación de un famoso delincuente del siglo pasado, Carlo Ponzi, un inmigrante italiano que vivía en Estados Unidos.

Su golpe más importante fue en 1919, al darse cuenta de que había un buen negocio en los cupones que los inmigrantes italianos enviaban por carta a sus familias para que los cambiaran por dinero y pudieran responder.

Así comenzó a repartir cupones prometiendo ganancias del 50% en 45 días o del 100% pasados los tres meses.

Tiempo después el Boston Post publicó un informe en el que se dijo que, pese a los extraordinarios intereses, Ponzi no reinvertía ni un dólar de sus beneficios. Además, se calculó que para cubrir las obligaciones contraídas se necesitaban 160 millones de cupones en circulación, cuando en realidad solo había 27,000.

El esquema Ponzi, ¿cómo detectarlo?

No importa el nombre con el que lo conozcas. Los esquemas Ponzi tienen muchas identidades: “Esquema célula”, “Esquema burbuja”, “Esquema de pirámide”, etc.

Recuerda: la clave del engaño es que las ganancias de los primeros inversionistas son generadas gracias al dinero aportado por nuevos inversores timados. El sistema funciona solamente si crece la cantidad de nuevas víctimas.

Estas son sus características:

  • Está dirigido a un público con poco conocimiento financiero
  • Se relaciona con un único promotor o una única empresa
  • Es una promesa muy buena como para ser real; es decir, rendimientos exagerados y por encima del mercado
  • El dinero no se invierte, ni hay un negocio detrás
  • Los beneficios financieros no están bien documentados
  • La persona que la inicia no coloca capital
  • En muchos casos la persona que la inicia no conoce a las personas que le dan el dinero.
  • Existe necesidad de “reclutar” gente para maximizar ganancias. Según Sofía Macías, autora de El Pequeño Cerdo Capitalista “en la pirámide los que van entrando van pagando los rendimientos de los primeros que se metieron. Entonces si no hay nuevos ‘inscritos’, la pirámide se desmorona”.
  • No están reguladas. “No hay ninguna entidad legal, de protección al consumidor ni de ningún tipo que regule a este esquema. Lo más probable es que si tienes algún tipo de problema [por meterte a una pirámide] no puedas acudir a nadie para reclamar y entonces tengas que acudir a tribunales”.
  • El riesgo es cada vez más alto al crecer el número de suscriptores en el sistema, ya que cada vez existen más dificultades para encontrar nuevos seguidores
  • Los inversores reciben poco o nulo beneficio del dinero invertido

Quiebra la confianza

Ten mucho cuidado. Según Sofía Macías “no hay un producto, servicio o un activo de inversión que genere los rendimientos que a ti te van a entregar” y, por tanto, no debes confiar en alguien que te dice que sí le pagaron.

La mayoría de las estafas piramidales al principio funcionan, porque si no le pagaran a nadie ¿cómo iban a tener más incautos? Estas primeras personas a las que les funcionó ‘el esquema milagroso’ se vuelven testigos o la fuente de ‘credibilidad’ de la pirámide”, dijo.

Este esquema se aprovecha de la confianza entre conocidos y muchos casos quienes entraron convencidos de que funcionaba tal vez no lo hicieron con mala intención, sino con el fin de ganar algo ycompartir esa “abundancia”.

Se van con las tendencias

No hay que ser un gran observador para notar que La Flor de la Abundancia posee características que van en línea con nuestros tiempos. Hoy la preocupación por el medio ambiente y la vida espiritual son preponderantes en las conversaciones en medios y en las calles: las flores y elementos como el fuego y el agua predominan en la estafa.

Y se ve claramente en el sistema (resaltamos en negritas las tendencias de hoy en día):

  • Una persona arma un grupo de Whatsapp o Facebook y ella es “el centro de la Flor de la Abundancia”.
  • Esta persona consigue dos más que “la apoyan” en difundir la flor. Ellos deben mandar la información y mensajes deabundancia y ley de la atracción para convencer a más incautos.
  • Cada una de esas dos personas debe conseguir que otras dos entren para “reclutar” quienes van a dar más dinero.
  • Cada uno de los pétalos reclutadores tiene la obligación de conseguir dos incautos que les den 3,000 pesos (4 x 2 = 8; 8 x 3,000 = 24,000 pesos).
  • Una vez que se consiguen esa suma se la depositan a la persona que formó la flor, la persona del centro se sale y se forman nuevas flores”.

Pero este es sólo un disfraz del delito.

(49)

¿Tú que opinas de esto?

Comentarios